Ethnography and Virtual Worlds A Handbook of Method

/ Mayo 22, 2020/ Reseñas Libros

 

Reseña por: Luis Octavio García Carcaño

Portada

Autores

Tom Boellstorff

Bonnie Nardi

Celia Pearce

T.L. Taylor

George E. Marcus

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ficha Bibliográfica

 

Boellstorf, T., Nardi, B., Pearce, C., Taylor, T.L., Marcus, G.E. (2012). “Ethnography and Virtual Worlds: A Handbook of Method”, Princeton University Press, Estados Unidos.

Reseña

 

“Ethnography and Virtual Worlds: A Handbook of Method” es como su mismo título lo indica, un manual de metodología de investigación etnográfica orientado hacia el estudio académico, riguroso y preciso de comunidades digitales de índole diversa que usualmente se conforman en torno a toda una serie de procesos lúdicos y culturales que son sostenidos por plataformas digitales diversas, ya sean videojuegos o redes sociales que logran persistir en el tiempo lo suficiente como para madurar y desarrollar sus propios procesos socioculturales.

 

Los autores de la obra plantean la creación de la misma como una necesidad de la academia por explorar y comprender las características de las comunidades digitales, mismas que han emergido desde los inicios del Internet y que han proliferado desde entonces, volviéndose cada vez más sofisticadas y complejas a medida que la red misma se ha ido modernizando y ha pasado a incorporar elementos multimedia más avanzados y diversos, los cuales han sido explotados por dichas comunidades para transmitir significados, propósitos, además de actos y prácticas compartidas entre los miembros como parte de su bagaje cultural digital.

 

La obra desglosa de forma metódica todo el proceso de investigación etnográfica en los mundos virtuales y provee al lector especializado de toda una serie de herramientas teóricas y tecnológicas a su disposición para aproximarse al tema de forma eficiente y por pasos. En un principio se abocan una serie de esfuerzos a explicar la naturaleza de la obra, su propósito y posteriormente a resaltar la importancia que los mundos virtuales tienen para la etnografía al haberse incorporado estos como parte del quehacer cultural cotidiano de la humanidad. Posteriormente los autores desglosan una serie de mitos que giran en torno a la etnografía con la intención de aclarar la naturaleza de esta disciplina académica en su objeto de estudio, su metodología y su naturaleza plenamente científica que en ocasiones ha sido puesta en duda por la naturaleza cuantitativa de sus procedimientos y la información que recaba. Se nos deja bien en claro que la etnografía es un proceso de investigación complicado que debe de vincular al académico con el entorno y sus sujetos pero que no por ello implica un proceso de revisión subjetiva de aquellos pues para ello la etnografía ha desarrollado herramientas y métodos rigurosos que permiten al investigador separar la subjetividad propia de la información que este analiza y recaba sobre sus objetos de estudio, por lo tanto numerosas críticas que son hechas a la etnografía no son sino malentendidos derivados de una carencia de familiaridad con la disciplina y que persisten pese a haberse abocado grandes esfuerzos a legitimarla como rama de la ciencia.

 

Más adelante los autores desglosan todo el bagaje de herramientas y procesos de investigación que rodean al estudio de comunidades digitales, por ejemplo se nos habla de que durante el estudio el etnógrafo debe de recabar capturas de pantalla de la computadora, capturar videos, audios, artefactos virtuales y datos de los sujetos con tal de proveer evidencias y datos tangibles para su proyecto de investigación. Toda esta recolección de recursos digitales viene acompañada de una serie de principios éticos que tienen que ver con la privacidad y el anonimato de aquellos quienes son estudiados por el etnógrafo y se nos explica cómo actualmente (en torno al tema de la ética) existen reglamentos y políticas digitales que son  por organismos gubernamentales y comunidades virtuales con el fin de proteger la privacidad de los miembros de aquellas, por lo que ante todo el consenso informado es la base para el proceso de investigación.

 

También se nos habla del trabajo fuera de las plataformas digitales que albergan a las comunidades mismas, es decir, entrevistas hechas en persona y prácticas de observación participativa en caso de que estas comunidades tengan manifestaciones y formas de representación fuera del entorno digital, lo que implica una tarea ardua pues se da lugar a una suerte de proyecto de investigación híbrido que incorpora metodologías etnográficas tradicionales y aquellas más recientes destinadas hacia lo digital, además los autores ponen de relieve la importancia que tiene la entrevista como herramienta de estudio etnográfico y desglosan una serie de métodos para llevar a cabo el desarrollo de las mismas en entornos digitales y físicos.

 

Finalmente para concluir la obra se nos presentan una serie de capítulos donde se desglosan ciertas formalidades en torno al análisis de datos que en este caso va orientado a productos multimedia digitales que el etnógrafo recabó durante el proceso de investigación a manera de imágenes, videos y sonidos. Se da una explicación de cómo producir sentido académico a partir de tales productos multimedia para que estos sean incorporados científicamente como parte del estudio y finalmente se dan a conocer los requisitos del trabajo escrito que el investigador habrá de presentar: a qué audiencia habrá de ser dirigido, qué estilo de escritura habrá de llevar y cómo habrá de llevarse a cabo todo el proceso de escritura para comunicar con precisión lo estudiado en el campo (que en éste caso es de naturaleza digital).

 

La obra se encuentra desglosada en un orden muy claro y comprensivo, los autores explican a fondo el propósito y la naturaleza de la misma, además de que se esfuerzan en explicar la importancia de los mundos virtuales para el quehacer etnográfico ya que estos también son entornos donde tienen lugar la cultura, los significados y los actos rituales compartidos y por consiguiente son una manifestación más del quehacer humano. Pero la obra es ante todo un manual y será de gran ayuda práctica para el académico que desee aproximarse a la investigación de lo digital, más no por ser de enfoque práctico implica que careceremos de teoría que nos ayude para hacer sentido del objeto de estudio.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*