Ética y política para tiempos violentos

/ Julio 3, 2018/ Uncategorized

Portada : Ética y Política para tiempos violentos.

Reseña por: Emilio Martínez.

Título Original: Ética y política para tiempos violentos.

Autor: Dr. Gerardo Ávalos Tenorio       Licenciado, Maestro y Doctor en Ciencia Política por la Universidad Nacional Autónoma de México. Profesor / Investigador Titular “C” de Tiempo Completo, adscrito al Departamento de Relaciones Sociales de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco. Fue Profesor de asignatura (Economía Política I, II y III, y Teoría Social I) en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, de 1987 a 1997. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (Nivel 1). Es autor de los libros: Leviatán y Behemoth. Figuras de la idea del Estado, Universidad Autónoma Metropolitana, México, 1996 (1a. edición), 2001 (2a. edición). El monarca, el ciudadano y el excluido. Hacia una crítica de lo político, Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, DCSH, México, 2006. La política del capital (con Joachim Hirsch), México, Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, DCSH, 2007. Breve introducción al pensamiento de Hegel, Universidad Autónoma Metropolitana, Colecc. Biblioteca Básica, México, 2011.

Reseña

En el ensayo que Thomas de Quincey desarrolla acerca de Judas Iscariote, no como un traidor, sino como un héroe que se sacrificó para que los cristianos se sublevaran contra los romanos; el inglés no cuestionaba la maldad del personaje, sino su modo de manejarse y entender cual era su papel dentro del circulo social y político al que servía, no como hombre, sino como pieza viva de un engranaje aún más complejo.

De la misma forma, Gerardo Ávalos Tenorio en su libro Ética y Política para Tiempos Violentos, hace un análisis complejo sobre el papel que juegan estos conceptos en el individuo que transcurre desde la posmodernidad.

La libertad -nos dice- es una premisa básica del hombre, es parte de su naturaleza. Sin embargo, su permanencia entre las dialécticas del Estado Hobessiano (que es una lucha despiadada y desleal de todos contra todos en un sistema de producción y de gratificaciones) y la praxis del hombre como lobo del hombre, orillan a los actantes a ejercitar éticas y morales ajenas a sí. Es decir, la moral surge para el cumplimiento de las costumbres o tradiciones de un grupo o sociedad, con lo cual el individuo difiere de actuar con desapego a ello; la ética es -sin ser meramente en un sentido- el estudio del bien y el mal desde la perspectiva del ser; la política estudia como el hombre se organiza desde la virtud de las dos anteriores y así va ejercitando su complejidad conforme más larga sea la cadena que lo componga.

Los sistemas económicos han diluido estos conceptos al igual que algunos filósofos o politólogos han sido malversados en su afán de generar una crítica constructiva. No es nuevo escuchar o leer que estamos en un punto en que no hay una generación de conocimientos, de que estamos ante Estados que cometen actos terroristas, que simplonamente nos acostumbren a vivir con “valores” propios de los modos de producción.

Hay una línea vivaz en el libro y que- a riesgo de equivocarme- es la base central de este contundente análisis de las sociedades y los individuos y todos sus sistemas: …las personas que no leen no tienen nociones para escrutar y buscar estos conceptos, estas formas de vivir…

Ante este libro cabe sólo concluir con una idea que generaliza desde la posmodernidad la preocupación de Gerardo Avalos y que representa el Leiv motive: la dilución de la filosofía y su referencia no como material de reflexión, sino de doctrina, es lo que desvincula su importancia, así como en su tiempo a Maquiavelo se le malversó al decir que “moral era el árbol que daba moras” sin entender la crítica que la sentencia cargaba, así se comprenden los preceptos filosóficos para ponerlos a la venta como libros de autoayuda o dichos comunes; esta des automatización del conocimiento se ve impulsada por agentes enajenantes como la tv o la radio, herramientas que impiden el razonamiento desde la entrada en vigor del Estado Benefactor y el Neoliberalismo.

Por lo anterior se entiende que la democracia, la esperanza y los valores provengan de la propaganda, de los medios y no del espíritu de hombres letrados o sensiblemente conscientes. Por esto y más, el texto de Ávalos es una herramienta sumamente útil para comprender los cambios que se han generado desde la modernidad hasta el día de hoy; es un llamado para quienes ignoramos no sólo los conceptos devenidos de la filosofía, sino para quienes aún somos seducidos por esa medusa sonora llamada retórica, ante la cual cedemos por no saber leer su Inter texto o sus intenciones reales.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*